Marca

Marca

Precio

Precio

  • 59,00 € - 190,00 €

Prestaciones

Prestaciones

Cierre

Cierre

Rebajas

Rebajas

Zapatillas Running Talla 49

Filtros activos

¿Quieres rendir al máximo en tus carreras de running? Entonces necesitas disponer de unas buenas zapatillas que protejan tus pies de cada impulso. En Grandes Zapatos te lo ponemos fácil. Disponemos de un extenso catálogo de zapatillas running de hombre en talla 49 de la mejor calidad y, además, a buen precio. Nos preocupa la comodidad del atleta y por eso disponemos de zapatillas de running en tallas grandes y que ofrecen total confort. Asimismo, contamos con excelentes marcas del sector tales como Adidas, Merrell, Reebok, Altra, Mizuno, Saucony o Columbia.

Comprar zapatillas running de hombre en talla 49

Para salir a correr y disfrutar al máximo de la carrera necesitamos contar con unas deportivas de running que cuenten con unas características concretas de tipo de terreno, anchura y uso. Porque no cabe duda de que cuando corremos nuestros pies están en constante rotación zancada tras zancada y es esencial tenerlos bien protegidos para rendir y no lesionarnos. Es por ello que en Grandes Zapatos tienes a tu disposición zapatillas running de hombre en talla 49 en un inmensa cantidad de modelos con diferentes características para que puedas elegir las que más te gusten y te convengan. Ponemos a tu disposición zapatillas de running en tallas grandes y que proporcionan una amortiguación y una estabilidad excelentes. 

Echa un vistazo a nuestro amplio catálogo de zapatillas de running de hombre en talla 49 y consigue tus zapatillas perfectas para correr. Además, contamos con modelos de distintos grosores según el terreno en el que entrenes. ¡Te estamos esperando!

¿Cómo escoger mis zapatillas de running?+

A la hora de elegir una buenas zapatillas de correr debes considerar ciertos aspectos para que nos aporten comodidad y nos duren tiempo:

  • Ajuste de la zapatilla: unas zapatillas que no se ajusten bien no solo causarán dolor, sino que además pueden provocar lesiones. Los pies se hinchan mientras corremos y a lo largo del día, de manera que probarse las zapatillas por la tarde puede proporcionar un ajuste más exacto. De igual forma, para poder acomodar la extensión del pie, debe haber un ancho de pulgar entre el extremo del pie y el de la zapatilla.
  • Tipo de pisada: dependiendo del tipo de pisada serás un corredor pronador, supinador o neutro. Existen modelos tanto neutros y pronadores como supinadores ligeros.
  • El upper: el upper hace referencia a la parte superior de la zapatilla. Resulta esencial que esta parte esté fabricada con materiales suaves y de calidad, acolchados y con pocas costuras.
  • Terreno: si vamos a correr en asfalto o tierra abatida, necesitaremos unas zapatillas con suela de buena tracción, resistentes a la abrasión y con un buen grosor. En terreno de hormigón, necesitamos unas zapatillas de mayor amortiguación, mientras que para correr en montaña, será necesario contar con unas zapatillas de trail running.
  • Peso: a partir de unos 70 kilogramos, necesitaremos unas zapatillas de mayor amortiguación.
  • Objetivo de la práctica de running: existen modelos de zapatillas de entrenamiento, de competición y para ambas funciones. Hay además deportivas para correr más rápido o para correr una mayor distancia. Por ello, es necesario conocer nuestro objetivos antes de hacernos con unas zapatillas de running. No es lo mismo preparar una maratón, que correr cortas distancias de vez en cuando.

¿Cuál es la diferencia entre una zapatilla de entrenamiento y una de competición?+

Puedes encontrar zapatillas de running de la talla 49 para entrenar más polivalentes o bien modelos específicos de competición, y en consecuencia su precio es sustancialmente distinto. Entonces... ¿Qué las diferencia? Las zapatillas de running de competición se diferencian de las de entrenamiento diario en varios aspectos:

  • Media suela: la zapatilla de entrenamiento tiene una media suela con más material, pues esta zapatilla es para distancias más largas, de manera que al hacer más kilómetros y a ritmos más lentos, es necesario más material para soportar el impacto. Por el contrario, la de competición es más ligera.
  • Ajuste: la zapatilla de competición tiene un mayor ajuste, es más estrecha para que se ajuste mejor al pie y evitar que se mueva.
  • Durabilidad: la zapatilla de entrenamiento está fabricada para una mayor duración.
  • Reactividad: una zapatilla de competición es siempre más reactiva para ir más rápido.
  • Cuerpo de la zapatilla: la zapatilla de entrenamiento es más acolchada para ofrecer confort, ya que se van a usar a diario. Por el contrario, las de competición se usan en día puntuales y tienen menos cuerpo, menos protección, menos refuerzos.